CLAVES PARA CONSTRUIR NOTICIAS DE ALTO IMPACTO

2017-08-30-PHOTO-00004889

Acompáñanos el próximo 13 de septiembre a este evento dividido en cuatro sesiones en las que en cada sesión un experto en comunicación política compartirá sus estrategias en el único seminario de México para profesionales que desean especializarse en comunicación política.

Entérate…

Continúa leyendo CLAVES PARA CONSTRUIR NOTICIAS DE ALTO IMPACTO

CAMPAÑAS POLÍTICAS CON ROSTRO DE MUJER

BLOG guillermo campana rostro mujer
[ Estrategias para aprovechar el estereotipo de género en política ]

La sola condición de mujer puede convertirse en una ventaja competitiva en una campaña política o en el ejercicio de gobierno, si tal condición es utilizada de forma estratégica. La clave es la feminización del discurso, lo que nada tiene que ver con un discurso feminista, sino femenino. ¿Cómo lograr lo anterior?

Continúa leyendo CAMPAÑAS POLÍTICAS CON ROSTRO DE MUJER

¿Cómo fue el 1er Informe de Gobierno de Aristóteles Sandoval?

eycom_estrategia_comunicacion

Participación de Rodrigo Solá en Zona 3 Noticias, sobre el Primer Informe de Gobierno de Aristóteles Sandoval como gobernador del Estado de Jalisco.

Escucha en el siguiente botón:

Opinión de muchos, consuelo de tontos

Obama Peña Nieto Cristina Francisco Papa Benedicto

Después de la elección del Cardenal Bergoglio, ahora Papa Francisco, encuentro una serie de similitudes en el hecho de cómo se codifica la opinión pública en torno a la política o a la elección del Papa, hechos tan simples o mejor dicho, simplistas, que afectan la forma de ver a una persona pública.

Hagamos un poco de memoria. Hace 8 años se eligió a Benedicto XVI como el máximo jerarca de la Iglesia Católica, un Papa listo, leído, capaz, pero con el “defecto” de tener un carisma escondido, que poco a poco fuimos descubriendo, además tenía un semblante serio y recio, como muchos alemanes.  Estas características superficiales, como el semblante o su “capacidad” de caer bien a la primera hicieron que en la opinión pública se percibiera un cierto recelo hacia él, no obstante ahora es un Papa (Emérito) muy querido.

Ahora toca el turno de un Papa sonriente, humilde y carismático que ha despertado el cariño y aceptación de la opinión pública y que se los ha ganado con acciones como la de subirse a un bus en lugar de la limusina o ir a pagar, ya como Papa, la residencia que le había servido días antes como cardenal durante el cónclave. No digo que sean acciones populistas, porque no lo son, sino que de cara a la opinión pública la imagen es más relevante que el contenido.

Con esto no digo que Francisco sea peor que Benedicto XVI, sino que a un día de haber sido elegido cada uno de ellos, a uno se le veía mal y a otro ya se le amaba cuando, para ser francos, 99% de los que seguían la noticia no le conocían ni por su nombre de pila.

Pero este fenómeno no se limita a las elecciones papales, en la política pasa igual, la gente vota a personas sin conocerle, con el sólo mérito de caer bien, de ser bien parecido o tener una sonrisa afable.

La gente regala sus beneplácitos a acciones de gobierno que brillan por su calidad mediática sin saber si es algo que le beneficia a su comunidad y los gobernantes lo capitalizan con acciones que “revistan” su mandato, cambiando lo importante por lo atractivo.

Al ser un consultor en comunicación política probablemente me esté dando un tiro en la rodilla al decir todo esto, pero como en toda profesión, estamos obligados a actuar apegados a la verdad, buscando el bien, no sólo de nuestros clientes sino de la comunidad en general.

Así que antes de votar por alguien, de depositar tu confianza en algún político o decir que este Papa sí es bueno solo por su sonrisa y porque le gusta viajar en camión, vale la pena que nos hagamos de más información para que nuestra opinión tenga valor y no sea únicamente el reflejo de una sociedad carente de análisis.

Rodrigo Solá

Socio Director de EYCOM Consulting

Consultor en comunicación, experto en retórica política e innovación

La Carrera electoral en México 2012

Les compartimos el artículo de Miguel Cravioto, Socio Consultor de EYCOM Consulting. Su escrito encabeza le edición 47 de la revista El Molinillo, boletín mensual de la Asociación de Comunicación Política (ACOP). Esperemos les guste:

Image

Los retos de la propaganda

ImageEs de todos sabido que la primera campaña política televisada en los Estados Unidos fue orquestada por una compañía en los 50’s, la cual tenía gran experiencia en el sector privado y que a partir de ahí se empiezan a profesionalizar las estrategias de marketing y comunicación política.

Pese a que ya tenemos más de 60 años mejorando y profesionalizando las prácticas en temas de comunicación política, si comparamos los efectos y resultantes en este ámbito con el comercial, aún estamos a años luz de generar campañas tan atractivas como Coca-Cola o Procter & Gamble, y la pregunta obligada es ¿Qué está impidiendo que logremos una conexión con el ciudadano como lo hacen estas empresas?

Me resisto a pensar que “las cosas son así y así serán”, conocemos bien las diferencias entre un producto y un gobernante o candidato, sabemos que no estamos vendiendo productos sino ideas, que los tiempos gubernamentales o electorales no son los mismos a los de la venta de un producto, pero aun así pienso que estas diferencias no son sino excusas para mantenernos en una zona de confort.

Ciertamente existen chispazos de creatividad que nos demuestran el enorme potencial que existe en la industria de la comunicación política, creatividad que me entusiasma a seguir trabajando y a seguir innovando en la forma como los políticos e instituciones se deben de comunicar.

Sabiendo todo esto me permito romper ciertos paradigmas que nos hacen creer que la publicidad y el marketing siempre serán más innovadores que la propaganda y la comunicación política:

  1. Los políticos no son productos son personas: Ciertamente cualquier persona que trate de vender a un político como se vende un producto es un charlatán, existe una serie de limitantes éticas y profesionales que nos impiden recrear una campaña política al puro estilo Coca-Cola. Mi respuesta a este paradigma es que nunca un producto será tan interesante y complejo como un se humano, por lo tanto nuestros insumos para comunicar a una político son casi ilimitados. Un jabón de manos jamás será más atractivo que un político.
  2. Vender un producto es fácil, en cambio nadie quiere a los políticos. Efectivamente, el descrédito de la clase política es generalizado en todos los países pero, ¿acaso las bebidas azucaradas o las comidas chatarra tienen buena reputación? La respuesta es no, sin embargo encontramos campañas sumamente atractivas para este tipo de productos. El éxito no está en el producto o candidato, está en la forma en que lo comuniquemos.
  3. Los presupuestos en publicidad de las compañías son muy elevados: Las grandes empresas como McDonald’s o Apple gastan cientos de millones en sus campañas de marketing pero solo hace falta echar un vistazo a los presupuestos de los partidos políticos o al presupuesto destinado a la comunicación social de un gobierno, de igual forma son muy altos, además las mejores campañas, de cualquier índole, son las que han usado de mejor forma la creatividad que no las que han gastado más.

En fin, esto no pretende ser un mea culpa sino una inyección de motivación a todos los que nos dedicamos a esta profesión apasionante y, un recordatorio: Si queremos ser realmente innovadores debemos salir de nuestra zona de confort, encontrar el aspecto a comunicar jamás explorado, romper paradigmas y sobre todo atrevernos a ser diferentes.

Rodrigo Solá

Consultor en Innovación para la comunicación política y corporativa.

¿QUÉ LE QUEDA A PEÑA?

En estas líneas podría decir que la campaña con la que triunfó Enrique Peña Nieto es la mejor campaña que se ha visto en México, pero les estaría mintiendo.

La verdad es que Peña se dedicó en estos últimos tres meses a administrar su victoria… se lo complicaron en un par de ocasiones, como en el evento de la Ibero o en alguna de las múltiples marchas de #YoSoy132, pero supo salir airoso, ni más ni menos que por saber seguir una estrategia al pie de la letra.

Tal vez ahora se estén preguntando ¿a qué se refiere éste cuando dice que Peña supo administrar su triunfo?

El ahora Presidente electo de México, apostó por desarrollar durante cerca de seis años una “profecía de triunfo”. Es decir, desde que ganó las elecciones del Estado de México se mostró como un candidato imparable. En las calles la gente decía: “Ya ganó Peña” y algunos que solían votar por el PAN o el PRD decidieron subirse al carro ganador y votaron por el PRI.

Esto es la profecía de triunfo. Hacer que la gente tenga la percepción de que haga lo que haga de todas formas habrá un mismo resultado (un candidato ganador). Es como cuando hay inversionistas en bolsa y se corre el rumor de que una empresa va a tener un mal día en bolsa, esto provoca que todos intenten poner su dinero a salvo, no invertir ahí y ponerlo en otra empresa, lo que terminan haciendo es que verdaderamente le vaya mal a esa empresa. Así el mundo de las percepciones (intangibles) modifica la realidad (el mundo tangible).

Y la verdad es que esta parte la hizo muy bien el equipo de Peña Nieto. Siguieron en orden cada acción que tenían planeada en una estrategia global. Cada aparición en medios, cada evento organizado, cada producto comunicado tenían una relación entre sí y descansaban en una estrategia… todo tenía un propósito y un fin.

Se nota a leguas cuando una campaña lleva orden, cuando la estrategia es seguida al pie de la letra. Si un candidato realiza esto, podrá recibir críticas de que está actuando o es un títere que sigue la imagen que le dicen sus asesores. Si el río suena es que agua lleva, pero pueden comprobar los resultados… seguir la estrategia hizo a Peña un candidato ganador.

Construyeron un relato increíble a su alrededor: Él era el joven apuesto, cumplidor y victorioso que sólo podía terminar su historia de una manera gloriosa… ganando.

Pero al parecer, es justo ahora cuando el ciudadano presidente electo comenzará a librar una batalla contra los medios locales y extranjeros. Ése no era el fin de la historia sino el comienzo de una nueva:

Un ejemplo es el famoso periódico alemán Spiegel, que titula una nota como Señor Telenovela, dice que Peña Nieto es “un niño con encanto y sonrisa permanente”, “sin ningún talento político significativo”, “intelectualmente débil” y que sólo obtuvo la victoria por la ayuda de “la mayor televisora de Latinoamérica (Televisa)”.

Otro titular que llamó la atención fue el del diario canadiense La PresseRegresar a la dictadura perfecta. Dice frases como “Enrique Peña Nieto es la maquinaria de la corrupción política y electoral” y cuando habla de su labor como gobernador en Estado de México dice: “La ventaja de Peña Nieto ha sido instalar su dominio sobre la región, ejerciendo la oficina de chantaje: los votos fueron recompensados con la ayuda económica, las calles pavimentadas o centros de salud, creando la impresión entre la población de tener una deuda con el ‘benefactor’”.

Les comparto un titular más, esta vez del periódico de Toronto, The Star: México vota para regresar al pasado. Habla del PRI, dice: “es el partido que siempre ha existido” y “la victoria de Peña Nieto significa el retorno a la presidencia de México del partido de 83 años, el Partido Revolucionario Institucional”.

Como les decía, al parecer cada vez tendrá más problemas con los medios el nuevo presidente electo de México. Ya no podrá olvidar tres libros que lo hayan marcado, como lo publica The New York Times en la nota en la que lo anuncio ganador; ni su hija Paulina podrá hacer mal uso de redes sociales o su esposa Angélica Rivera (la futura primera dama) no podrá hablar de sus pompis o posar para pósters en poca ropa.

Peña ya ha contado una historia fantástica con una familia de telenovela, ya ha explotado la profecía de triunfo, ya ha echado mano de los medios y ha llegado a ser Presidente de México a una corta edad… veamos qué le queda a Peña y cuál será su estrategia una vez que asuma el poder.

Miguel Cravioto

Socio Consultor EYCOM Consulting

EL EFECTO HULK

Image

Es interesante como los mexicanos, al hablar de política,  tenemos diversas personalidades, así como el doctor Jekyll y el Señor Hyde o Hulk y el doctor Banner, una dicotomía entre el “intelecto” y la falta de análisis. Me explico:

Ayer tuvimos la oportunidad de ver el primer debate entre los cuatro candidatos a la presidencia de la república y más allá del desenvolvimiento de los cuatro, me llamó la atención la reacción de la gente, cómo el mexicano en su colectividad ha llegado a  algunas conclusiones las cuales no comparto del todo.

La gente, que no todos pero si muchos, al igual que Gabriel Quadri, han criticado a los tres candidatos con posibilidad de triunfo por entrar en el “juego” de la controversia, la contienda, de la lucha y del combate, pero temo decirles que al final del día eso, al menos lingüísticamente hablando, eso es un debate. Basta con ir a un diccionario y corroborarlo, o buscar en YouTube debates en otros países para así darnos cuenta que la riqueza de un debate no está en la propuesta per se, sino que se da cuando la propuesta o  el candidato es cuestionado.

La gran sorpresa es sin duda Gabriel Quadri, un candidato que no tiene nada que perder… pero tampoco nada que ganar, y sin embargo ha encantado a propios extraños con una elocuencia digna de ser reconocida y que hará que algunos le regalen su voto.

Sin embargo, esos “nuevos enamorados” de Quadri o más bien de su discurso ciudadano, y para hacer el paralelismo con Jalisco, al igual que Alfaro, no han tenido, y al parecer no  tendrán  la curiosidad de por qué un ciudadano que en apariencia es listo, está harto de la política y además cuida la naturaleza,  está como candidato a la presidencia.

La respuesta  es sencilla, es el candidato de la maestra Elba Esther Gordillo, la mujer menos ciudadana, que se desenvuelve con mayor comodidad en la política (porque es un parásito de ella) y con menor credibilidad. ¡Correcto! La antítesis de Quadri, su jefa o como le queramos llamar, lo único que pretende es alcanzar su registro y por ende seguir viviendo de su poder político como la lideresa del Sindicato de Maestros.

Lo verdaderamente preocupante no es que voten por Quadri, AMLO, Peña o Josefina, para eso es la democracia, para darnos opciones, todas ellas muy respetables. Lo preocupante es cómo la sociedad mexicana, esa que critica el debate y que da “opiniones” categóricas sobre los candidatos o la política, es la misma sociedad que no se detiene a preguntarse el porqué de las cosas.

Es la misma sociedad que en Jalisco ha comprado el discurso de Alfaro, un candidato que sin partido potente como el PAN, PRI o PRD ha crecido en las preferencias de un electorado  que, al igual que los de Quadri, no se ha preguntado si en verdad Alfaro es un candidato ciudadano (que no lo es) o si en verdad apoya y respeta las políticas pro vida (Que tampoco lo es. Basta ver lo que hizo y dijo cuando era diputado local al momento que se votó en favor de la vida).

Con esto sólo quiero decir que Alfaro o Quadri o muchos políticos más, se han posicionado de manera brillante en la mente de los ciudadanos, gracias a la superficialidad de análisis de los votantes, de la falta de memoria o del desinterés por la política más allá de las elecciones.

Hoy las campañas más exitosas no son las más populares sino las más populochas y esto gracias a nosotros los ciudadanos que las permitimos. Las agencias de comunicación, los grandes “gurús” en comunicación política y los partidos sólo están haciendo campañas a la medida de sus ciudadanos, es tiempo de que elevemos ese estándar y dejar de creernos el Doctor Banner cuando sólo somos Hulk.

Rodrigo Solá

Socio Consultor EYCOM Consulting

EYCOM Consulting organiza junto con la Universidad Panamericana el Congreso Internacional de Comunicación Política.

Nota en Terra

http://noticias.terra.com.mx/mexico/estados/reune-up-a-expertos-en-comunicacion-en-gdl,3638e80ce3535310VgnVCM4000009bf154d0RCRD.html

Nota en Notisistema

http://www.notisistema.com/noticias/?p=463574

El viraje de AMLO

Es evidente el cambio de estrategia de López Obrador como candidato único de la izquierda mexicana. El otrora “presidente legítimo” que mandó al diablo a las instituciones es ahora un “custodio de la ley”, el inquisidor de los empresarios se ha convertido de pronto en un defensor de la libre empresa, el enemigo número uno de Salinas de Gortari ha mandado señales de reconciliación al ex presidente mexicano, el que antes tomaba carreteras y quien sembró el caos en la ciudad de México durante meses para manifestar que no aceptaba el triunfo de Calderón, predica ahora el discurso de la república amorosa como un mensaje esencial de su campaña.

¿Es Andrés Manuel un líder mesiánico? Es posible. Muchos de sus desplantes pasados nos llevarían a pensar que el tabasqueño es otro Chávez, un líder populista, un megalómano, un dictador, etc.

Quien fuera calificado como un peligro para México es ahora una especie de pastor que convoca a su grey a un pacto nacional de amor y misericordia. Pero hay que decir que el nuevo discurso de AMLO no es futo de la locura o del proceder de un iluminado ¡Hay estrategia!

Los asesores del peje han pulsado muy bien la opinión pública y saben que en la psicología del mexicano cala hondo el mensaje religioso. No es que seamos precisamente un pueblo con gran solidez y formación religiosa, al contrario, tendemos colectivamente más bien al esoterismo, a la credulidad absoluta y a una moderna idolatría.

Pero estas características son justamente las necesarias para que prenda un discurso como el López Obrador. Los asesores de este político han detectado con claridad los flancos débiles de la sociedad mexicana, al menos en ciertas capas sociales, y han dado en el clavo al elaborar un mensaje sencillo, “amoroso”, conciliador, ambiguo, esperanzador, paternalista, una auténtica prédica religiosa que por momentos parece la de un pastor religioso.

Este discurso político fue el usado por Ollanta Humala en Perú y hasta cierto punto el utilizado por Fernando Lugo en Paraguay, quien antes de arribar a la presidencia era Obispo católico de una de las diócesis más importantes de aquel país.

En fin, López Obrador con esta metamorfosis que ha sufrido puede modificar entre una franja nada despreciable del electorado la imagen de agresividad e intolerancia que se ganó a pulso. Es evidente que es un político que contrario a lo que se piensa se pliega a una hoja de ruta y está haciendo exactamente lo que debe de hacer para lavar su imagen.

No hemos visto todo en este cambio de 180 grados que ha dado en su vida. Nos sorprenderán anuncios futuros que lo describirán como un católico modélico. Sus asesores han comenzado a correr la versión de que López Obrador sufrió una especie de conversión con el arribo de las reliquias del beato Juan Pablo II a México. ¡Vaya relato! Lo increíble es que muchos sentirán emoción ante “el milagro”. Pronto veremos concentraciones en las que la gente portará indistintamente la imagen de la Guadalupana junto a la del candidato de la Coalición “Por el bien de todos”.

Guillermo Velasco Barrera
Doctor en Comunicación Pública
Profesor de comunicación política de la Universidad Panamericana,        Campus Guadalajara.