Cómo potenciar nuestra Creatividad

Blog1 cindy

Si te dijera que la creatividad es una herramienta tan valiosa que nos hace más productivos, ¿la incentivarías en tu empresa?

Matemáticos, ingenieros, licenciados, médicos, mercadólogos, diseñadores… todos somos creativos, sin importar la edad, género o cultura. La imaginación es propia de la inteligencia humana, todos tenemos facultades creativas potenciales y las podemos desarrollar, la creatividad hace que traigamos a la realidad nuestros sueños.

Continúa leyendo Cómo potenciar nuestra Creatividad

La creatividad como elemento diferenciador en campañas electorales

Da click aquí para ver la revista Campaigns&Elections

campaigns_elections_enero_febrero_2014
Campaigns & Elections. Enero-febrero 2014

 

Miguel Cravioto, Socio Consultor de Eycom Consulting, escribe: “La creatividad como elemento diferenciador en campañas electorales”. Páginas 23 a 25 de la revista Campaigns&Elections

Los 5 puntos inconclusos para un blog más leído

Imagen

¿Existen más de 180 millones de blogs en el mundo y aún crees que el solo hecho de tener un blog es garantía de que la gente te lea? La respuesta es más que obvia, estamos compitiendo por la atención de las personas que más que nunca están bombardeadas por información, no solo de blogs, sino todo tipo de información y la pregunta que pretendo responder es ¿Cómo hacer que la gente me lea, me escuche, me vea, etc?

No pretendo revelar el secreto de la viralidad en la red, al final la viralidad en Internet es un misterio, no hay reglas para hacer algo viral, pero sí hay pautas que nos acercan a ser más escuchados, que nos son útiles al comunicar en la era digital y que ciertamente no harán de tus ideas, o sí, un fenómeno viral.

Estos cinco puntos, sencillos e inconclusos (si se te ocurren más me encantaría poder actualizar este post con tus aportaciones que escribas en los comentarios debajo) son ideas para comunicar mejor, recogidas a partir de la prueba y el error:

  1. Aprovecha el momento: No es lo mismo comunicar la victoria de Obama tres días después de las elecciones, o la renuncia del Papa una semana después, a hacerlo en el momento, si vas a comunicar necesitas ser rápido. A la mayoría de la gente le dejará de importar un tema de actualidad si éste ya no es de actualidad, suena obvio pero en la práctica se nos olvida.
  2. Sé creativo: ¡Perfecto, haz hecho caso al punto anterior y aprovechaste un acontecimiento para expresar todo… lo que otras 100,000 personas han escrito ya! (sarcasmo). No basta con el punto anterior, si queremos ser leídos o escuchados tenemos que ser creativos, abordar el mismo tema desde otro punto de vista, tratar de diferenciarte de las demás opiniones.
  3. Sé parte de un bando: Toma posición en cada tema, si estás a favor de la legalización de la marihuana, entonces defiende el punto, igual pasa si estás en contra. No hay nada más aburrido y ridículo que alguien que por cuidar su imagen, se niegue a estar en alguno de los bandos de un tema en particular (A menos que seas un reportero muy prestigiado, este punto sólo aplica a todos los mortales).  El hecho de defender un punto de vista hará que los que piensen igual que tú compartan el post, el video, etc., y hará que los que estén en contra te critiquen, lo que al final del día es publicidad.
  4. Corto y fácil de leer: Escribe lo absolutamente necesario.
  5. Comparte: No basta con escribir en un blog o subir un video a YouTube, no basta con sumarte a una coyuntura, ser creativo, conciso y fácil de leer. Si no lo compartes, nadie lo va a ver. Si lo compartes, tendrás más oportunidad de que la gente lea lo que escribes y a su vez lo comparta. En la actualidad, la información no es poder, el poder radica en compartirla.

Rodrigo Solá

Socio Director en EYCOM Consulting

Consultor en comunicación, experto en retórica política e innovación.

Los retos de la propaganda

ImageEs de todos sabido que la primera campaña política televisada en los Estados Unidos fue orquestada por una compañía en los 50’s, la cual tenía gran experiencia en el sector privado y que a partir de ahí se empiezan a profesionalizar las estrategias de marketing y comunicación política.

Pese a que ya tenemos más de 60 años mejorando y profesionalizando las prácticas en temas de comunicación política, si comparamos los efectos y resultantes en este ámbito con el comercial, aún estamos a años luz de generar campañas tan atractivas como Coca-Cola o Procter & Gamble, y la pregunta obligada es ¿Qué está impidiendo que logremos una conexión con el ciudadano como lo hacen estas empresas?

Me resisto a pensar que “las cosas son así y así serán”, conocemos bien las diferencias entre un producto y un gobernante o candidato, sabemos que no estamos vendiendo productos sino ideas, que los tiempos gubernamentales o electorales no son los mismos a los de la venta de un producto, pero aun así pienso que estas diferencias no son sino excusas para mantenernos en una zona de confort.

Ciertamente existen chispazos de creatividad que nos demuestran el enorme potencial que existe en la industria de la comunicación política, creatividad que me entusiasma a seguir trabajando y a seguir innovando en la forma como los políticos e instituciones se deben de comunicar.

Sabiendo todo esto me permito romper ciertos paradigmas que nos hacen creer que la publicidad y el marketing siempre serán más innovadores que la propaganda y la comunicación política:

  1. Los políticos no son productos son personas: Ciertamente cualquier persona que trate de vender a un político como se vende un producto es un charlatán, existe una serie de limitantes éticas y profesionales que nos impiden recrear una campaña política al puro estilo Coca-Cola. Mi respuesta a este paradigma es que nunca un producto será tan interesante y complejo como un se humano, por lo tanto nuestros insumos para comunicar a una político son casi ilimitados. Un jabón de manos jamás será más atractivo que un político.
  2. Vender un producto es fácil, en cambio nadie quiere a los políticos. Efectivamente, el descrédito de la clase política es generalizado en todos los países pero, ¿acaso las bebidas azucaradas o las comidas chatarra tienen buena reputación? La respuesta es no, sin embargo encontramos campañas sumamente atractivas para este tipo de productos. El éxito no está en el producto o candidato, está en la forma en que lo comuniquemos.
  3. Los presupuestos en publicidad de las compañías son muy elevados: Las grandes empresas como McDonald’s o Apple gastan cientos de millones en sus campañas de marketing pero solo hace falta echar un vistazo a los presupuestos de los partidos políticos o al presupuesto destinado a la comunicación social de un gobierno, de igual forma son muy altos, además las mejores campañas, de cualquier índole, son las que han usado de mejor forma la creatividad que no las que han gastado más.

En fin, esto no pretende ser un mea culpa sino una inyección de motivación a todos los que nos dedicamos a esta profesión apasionante y, un recordatorio: Si queremos ser realmente innovadores debemos salir de nuestra zona de confort, encontrar el aspecto a comunicar jamás explorado, romper paradigmas y sobre todo atrevernos a ser diferentes.

Rodrigo Solá

Consultor en Innovación para la comunicación política y corporativa.

COPY-PASTE vs. TROPICALIZAR CAMPAÑAS

Tropicalizar una campaña consiste en tomar una estrategia de comunicación realizada por alguien más en cualquier parte del mundo y modificarla para que sea utilizada en una nueva latitud y en un contexto distinto.

Entre una campaña política y otra, suele existir un cierto parecido, a veces en el lema, en algún vídeo o tal vez en un discurso… pero ¿cómo saber si se hace una copia, una tropicalización o un robo de campaña?

La creatividad es la “pequeña” (gran) diferencia entre tropicalizar o copiar campañas. Esta herramienta permite exponer una misma idea, de una manera diferente, a un público distinto. Éste es el verdadero trabajo para una correcta tropicalización.

Es complicado analizar la tropicalización de una campaña completa, así que la forma más fácil de comparar dos estrategias es a través de los tangibles de comunicación que se publican.

A continuación expondré varios ejemplos en los que se muestran productos de comunicación basados en campañas similares. ¿Son una copia uno del otro? ¿Es una campaña ajustada a un público distinto? Tú tienes la última palabra pero te recuerdo que sólo copiar y pegar es justo falta de creatividad…

Comenzaré con un lema utilizado durante la campaña electoral de 2006 en México, donde el Partido Acción Nacional (PAN) arremetió contra el candidato opositor, López Obrador, con spots que decían: “AMLO, un peligro para México”:

De forma similar, rumbo a las elecciones generales de España en 2008, el candidato del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, dijo constantemente frases como “Zapatero es un peligro para la economía”, “Zapatero es un peligro para la familia”:

Otro ejemplo se encuentra en la campaña de 2008 en El Salvador, donde el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), repetía la formula constantemente con la frase: “Mauricio Funes es un peligro para El Salvador”.

En vídeo, existen varios ejemplos de copias o tropicalización de productos. Tal vez el más claro sea el de las mismas elecciones generales de España en 2008, cuando la campaña del candidato presidencial del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Luis Rodríguez Zapatero, invitaba a los comicios con el lema “Vota con todas tus fuerzas”:

Un año después, un partido contrario a la ideología del PSOE, el partido mexicano PAN, publicó un vídeo muy parecido (prácticamente el mismo), con el nombre “Tengo fe en Fernando Elizondo”:

Este video es una clara copia del video hecho en España. No solamente desarrolla el mismo guión, sino que utiliza los mismos planos de cámara y personajes similares.

Ya vimos frases y videos, ahora que les parece si cierro con una comparación de carteles publicitarios:

El actual Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, utilizó durante su campaña una ilustración en la que aparecía su cara formada por varias palabras entre las que destacaban sus principales mensajes estratégicos: “Hope” (Esperanza) y “Change” (Cambio).

Al parecer, al actual candidato a gobernador de Jalisco por el partido Movimiento Ciudadano (MC), Enrique Alfaro, le gustó mucho esa imagen y decidió hacerla propia con la frase: “Cuando defiendes tus convicciones no hay nada que perder”.

Tropicalización de campañas

Un caso más lo encontramos en las actuales elecciones mexicanas. El candidato a gobernador de Morelos por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) usa prácticamente los mismos colores y el mismo lema de campaña que el candidato a gobernador del PRI en Jalisco.

La única diferencia del anuncio es que Graco utiliza gafas y al mismo tiempo presume de “nueva visión”… no creo que eso le ayude mucho a ganar votantes, pero eso ya será análisis de otro día.

 

Miguel Cravioto

Socio Consultor EYCOM Consulting

REFLEXIÓN SOBRE CREATIVIDAD

La creatividad siempre hablará de novedad, de generación de ideas… pero pocas veces escuchamos que en verdad se trata de renovar lo viejo. No se debe hablar de creatividad sin hablar de lo antiguo.

¿Qué es la creatividad? ¿Cómo crear de la nada? Pues de la nada no se crea nada, así que la creatividad no es más que tomar dos o más ideas viejas y hacer de ahí una nueva.

Se trata de pensar lo que nadie ha pensado sobre aquello que todos ven.

Se trata de hacer sorprendente lo que es evidente.

Se trata de crear novedad en lo antiguo, funcionalidad en lo inservible… es dar valor al talento (a las personas).

Ser creativo no es vestir, hablar o actuar distinto… ser creativo es pensar distinto. Bien lo decía Schrödinger: “El pensamiento productivo –o creativo- no es tanto ver lo que aún nadie ha visto como pensar lo que todavía nadie ha pensado sobre aquello que todos ven”.

Y es que el pensamiento no tiene reglas, o no tiene otras reglas que sí mismo.

Lo grande de la mente humana es que no tiene límites, existe una infinita gama de pensamientos en donde podemos mezclar realidad y ficción, verdad y mentira, odio y amor… existencia y sueño.

Además, nadie puede decirte qué pensar. Los medios masivos de comunicación podrán hablar mucho de un tema, podrán hacer que la sociedad hable de ello, pero jamás podrán hacer que la gente tenga la opinión que ellos quieren que tenga. Esa es la gran maravilla de nuestra mente, el prodigio del ser humano… cada uno tenemos nuestra propia opinión.

Esto pasa hasta en la celda más pequeña y mejor custodiada del mundo. El preso que se encuentre ahí no tendrá libertad de asociación, no tendrá libertad de tránsito; es más, podrá no tener casi ninguna libertad pero jamás podrá ser privado de su libertad de pensamiento, en la cual siempre será libre.

Hoy los invito a usar el cerebro. Generemos más ideas, seamos más creativos; leamos, discutamos y llenemos nuestra cabeza de distintas buenas ideas, acerquémonos a la verdad a través de lo intangible… a través de nuestras ideas.

A una mente capaz de ver relaciones con rapidez se le ocurrirán diversas imágenes mentales y para eso hay que entrenarnos, hay que crearnos el hábito mental de buscar relaciones entre lo que existe y así generar lo aún inexistente.

Cultivar la mente nos ayuda no sólo a saber más sino a pensar más… nos obliga a conocer y razonar. Cuando leemos podemos decir cuales son nuestros tres libros favoritos sin titubear, cuando analizamos información podemos discutir posturas con respeto hacia los otros y con argumentos de fondo para convencer. No olvidemos la importancia de la palabra para la creatividad.

Decía James Webb Young: “Tendemos a olvidar que las palabras son en sí mismas ideas. Puede decirse de ellas que son ideas cuya vida, cuya animación, está suspendida. Cuando se dominan las palabras, cuando se sabe usarlas, las ideas vuelven de nuevo a la vida”.

Así que no nos dejemos llevar más por una imagen falsa de un creativo. Cuando escuchemos “creativo” no pongamos en nuestra cabeza la imagen visual de una persona que lleva chanclas, bermudas, cabello desarreglado y fuma hierba… mejor pensemos en alguien preparado, en un especialista para generar ideas y concretarlas en tangibles.

A todos los comunicadores les recuerdo que hay que aprender a gatear antes que correr y por más simple que parezca a veces lo olvidamos: No podemos comunicar sin antes saber qué comunicar.

Esto lo aprendí de un gran publicista y el mejor creativo que he conocido. ¿Quién se imaginan que me lo recordó? ¿era alguien joven? ¿en chanclas, bermudas y cabello desarreglado? ¿era alguien que fumaba hierba? No, fue un amigo de 78 años, siempre vestido de traje y bastante serio diría yo, el Dr. Josemaría Ricarte Bescós, quien decía: “Sólo se puede comunicar una idea, a menos que se tenga”.

Miguel Cravioto

Socio Consultor EYCOM Consulting