Los excesos de la comunicación

La comunicación es una herramienta que ha ayudado a gobiernos, empresas e instituciones a interactuar con sus destinatarios, con la llegada de la prensa, la radio y la televisión, esta comunicación se hizo masiva y cada vez más ágil al punto de ser inmediata a través de las nuevas tecnologías.

Esta inmediatez ha generado que la comunicación juegue un papel fundamental en la estrategia de cualquier organización, cada vez es más imprescindible el comunicar. En esta sobre oferta de productos y servicios así como de canales y medios, la comunicación es un factor determinante en el éxito de cualquier acción que llevemos a cabo.

Como todo, esta necesidad de hacer llegar el mensaje a nuestros públicos, cada vez más rápido y en un mayor número de ocasiones puede llevarnos a excesos en los que muchos, políticos o empresas, tropiezan constantemente. Los principales excesos generados por la comunicación son los siguientes:

  • Polarizar: En los últimos días hemos visto como los políticos en campaña o desde el gobierno en esa exacerbada necesidad de posicionarse en la mente de los ciudadanos, polarizan con temas que en el mediano o largo plazo resultan contraproducentes. A pocos días de que el presidente Peña anunciara el formalizar el matrimonio por personas del mismo sexo, pese a su baja credibilidad, la polarización es mayor que nunca y ante un escenario polarizado quien pierde es el político o el partido en las urnas y el ciudadano al tener un gobierno que no logra consensos.
  • No cumplir con las expectativas: Cuando McDonald´s produce anuncios espectaculares donde muestra una hamburguesa perfecta, lo menos que espera recibir el cliente es una hamburguesa como la que vio en el anuncio. El 99.99% de las veces esto no sucede y el cliente se decepciona de la marca. Cuando un político en campaña promete acabar con los problemas en 15 minutos lo más seguro es que ese exceso de comunicación le genere el efecto péndulo cuando éste llegue al gobierno.
  • Engañar: Los productos milagro así como los políticos milagro son claros ejemplos de cómo la comunicación mal gestionada puede llevar al engaño, en muchas ocasiones de manera inconsciente en otras no. ¿Recuerdas cuando Hugo Chávez convenció a millones de venezolanos sobre su discurso en pro de la democracia?
  • Quedarnos en el discurso: La comunicación es una herramienta que debe ir acompañada de acciones de lo contrario ésta puede degradar la credibilidad de las instituciones. Ante el discurso incumplido de los senadores sobre la legislación en temas de corrupción, diferentes organismos empresariales en México han alzado un reclamo a las autoridades nacionales e internacionales, erosionando así la ya poca credibilidad de los senadores mexicanos.

Estos puntos llevan a las organizaciones a la pérdida significativa de su reputación, al descrédito y en algunos casos a una crisis de imagen de la cual es difícil salir.

SHARE SHEETS No 8 click

SHARESHEET No. 7: 5 Recomendaciones olvidadas de Ronald Reagan para conectar con las audiencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s