INDEPENDIENTES: DEL DISCURSO A LA ACCIÓN

Blog2 rodrigo

Después del domingo 7 de junio que acabamos de vivir, queda de manifiesto que el sistema ha defraudado a los mexicanos y, por lo tanto, todo lo que suene a antisistema es sumamente atractivo en las urnas.

El caso de “El Bronco” en Nuevo León, de Kumamoto en Zapopan y Clouthier en Sinaloa son un claro ejemplo del cambio que busca la gente, incluso el mismo Alfaro y Movimiento Ciudadano, en Jalisco, con un discurso fresco y renovado, sonaron como una alternativa diferente a la política de la cual habíamos estado acostumbrados.

La lección tendría que estar aprendida: la gente está cansada de los partidos, de la forma en que se hace política, pero sobre todo de la lejanía y desinterés de los gobernantes hacia la sociedad. El discurso nuevo y rompedor de los independientes y los ciudadanos gustó con resultados asombrosos.

La gran incógnita llegará para 2018. Si en verdad la lección ha sido aprendida, la gran mayoría de los candidatos independientes o incluso dentro de los partidos políticos, tendrán que modificar su discurso y lo previsible es que éste deje de ser original, llamativo y atractivo. La diferenciación no estará en el discurso.

Y éste es el reto de los próximos candidatos independientes y partidos políticos cara a sobrevivir en la democracia mexicana: pasar del discurso a la acción.

La prueba del ácido en los candidatos independientes no fue este 7 de junio, será durante los 3 o 6 años que les toque ejercer el poder de su cargo.

Tendrán que hacer vida lo que durante la campaña prometieron, tendrán que estar en todo momento del lado de la ciudadanía, deberán de trabajar por el bien común más allá de intereses personales.

Sólo así el discurso antisistema (antipartidos) cobrará sentido, de otra forma será la misma cantaleta de cada elección, porque hoy el ciudadano es cada vez más crítico y sensible a lo que pasa en la vida pública y si éste no ve una alineación entre lo dicho y lo hecho, entonces el perfil del independiente desaparecerá tan pronto como llegó.

Obviamente la exigencia no sólo está para los independientes, los partidos tradicionales están más que obligados a no sólo renovarse en su imagen, marketing o en su dirigencia; sino, por su propia supervivencia, deben voltear a ver, escuchar y atender a los mexicanos más allá de los periodos de elecciones, porque la tendencia de descrédito ya es mundial. La democracia está evolucionando y por lo visto los partidos han dejado de ser una necesidad para ser algo optativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s