Sistema Nacional ¿Anticorrupción?

Eycom: Estrategia y Comunicación
Eycom: Estrategia y Comunicación

Escucha el audio completo de Rodrigo Solá en el siguiente botón:

En las últimas semanas hemos podido seguir el tema de la corrupción en los medios de comunicación, así como en la agenda de los partidos y de la sociedad en general. En principio, gracias al empuje de los partidos opositores al gobierno de Peña, pero también por la creciente percepción de corrupción en diferentes niveles de gobierno.

Este tema de corrupción tuvo como caldo de cultivo el caso de la “Casa blanca” del presidente mexicano, la del secretario Videgaray o las empresas vinculadas ventajosamente con los negocios que se derivaran de la reforma energética o el ahora proyecto muerto del tren que se planeaba recorriera el tramo DF-Querétaro. Con todo esto, no le queda de otra al presidente Peña Nieto más que prometer e impulsar el Sistema Nacional Anticorrupción, que si bien es un primer esfuerzo contra este gran mal de México, cabe también decir que es un esfuerzo muy acotado y limitado, ahora ya aprobado por el Senado.

En una opinión muy personal, es un esfuerzo desde la comunicación para demostrar buena voluntad hacia el combate a la corrupción y sobre todo para apaciguar la propaganda negativa hacia su gobierno, su familia y su persona acerca de este tema. Y es que, sin el afán de sonar pesimista, la estrategia anticorrupción es muy complicada de implementar debido a que el tema se presta para diluirlo y echarle la culpa a la sociedad. Ya en su momento el entonces presidente López Portillo afirmó que la corrupción somos todos, y en parte tiene razón; los mexicanos hemos aprendido a vivir con y gracias a la corrupción, pero este tipo de afirmaciones de los políticos como el decir que todos los partidos son igual de corruptos, es poner de manifiesto que no existe interés alguno en combatir este problema.

Por otro lado, históricamente ha sido muy sencillo ocultar casos de corrupción de miles de millones de pesos con cortinas de humo que toman pequeños asuntos de corrupción escandalosos y que sirven de tapadera de los grandes. Y es así como vemos que al final atrapan, juzgan y condenan a funcionarios públicos de medio pelo por casos de cientos de miles de pesos o si acaso de unos cuantos millones. Y no es por desestimar estos casos de corrupción pero me pregunto por qué no se hace nada contra la corrupción visible  del sindicato de PEMEX, o los miles de millones de pesos que reciben los maestros de la sección 21 de Oaxaca o el caso de los 30 000 millones en subsidio que recibía al año la ahora extinta Luz y Fuerza y que nunca se investigó quienes eran los beneficiarios de aquel inexplicable subsidio. Y es que los ciudadanos tenemos que abrir los ojos ante este tipo de acciones de comunicación que pretenden quedarse ahí, sólo en la comunicación, y exigir a nuestros gobernantes, sin distingo de partidos, una administración pública impecable. No basta ya, en plena era digital y del acceso a la información, que tengamos gobiernos opacos y corruptos que creen que es suficiente atacar al problema de la corrupción desde la opinión pública y no desde la aplicación de la ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s